Descubre los colores exactos de una imagen gracias a Imrg.co

Hace un par de días estaba montando un nuevo blog y me encontré con un inconveniente de esos que siempre suelen aparecer: necesitaba conocer los colores exactos de una imagen para insertarlo en el blog como “color corporativo” pues de forma manual no había forma de implementarlo y buscando por la red encontré una magnífica herramienta que os facilitará el trabajo a más de uno.

Cómo saber los colores de una imagen

Imrg.co es una herramienta de enorme utilidad para diseñadores, pero también para cualquier usuario que desee implementar un determinado color y no otro ya que nos permite conocer el código exacto de todos los colores que componen una imagen.

Captura de pantalla 2015-01-06 a las 13.37.51

Imgr.co es una herramienta online por lo que no vas a tener que descargar ningún programa en tu ordenador ni preocuparte si es o no compatible. Pero ésta es sólo una de sus múltiples ventajas las cuales son:

  • Herramienta online, sin descargar.
  • Servicio totalmente gratuito.
  • Facilidad de uso: basta con subir una imagen, pulsar el botón “imrg it” y el servicio te mostrará el código HEX de todos los colores que la componen con sólo pasar el cursor por encima y que será el que deberás utilizar cuando desees usar exactamente ese color.
  • Permite extraer la paleta de colores que forman la imagen subida y descargarla en formato .ACO para usarla directamente en Photoshop.

Descubre los colores exactos de una imagen gracias a Imrg.co 2

Por supuesto que también podéis hacer ésto con Photoshop, GIMP u otros programas de edición de imágenes sin embargo, si por tu actividad no los usas, te aseguro que los resultados de Imgr.co son realmente precisos. Espero que la aprovechéis, porque a mi me ha venido “como anillo al dedo”.

Link a Imgr.co

Información y privacidad, ¿dónde reside el límite?

Privacidad Vs. Información

      La frágil línea que separa el derecho a la información y el derecho al honor, la intimidad o la imagen de las personas con frecuencia es cuestionada desde diferentes ámbitos sociales, lo cuál no es de extrañar. Veamos por qué.

Privacidad Vs. Información

Privacidad Vs. Información

      Ambos derechos, plenamente reconocidos en nuestro Estado de Derecho, NO son sin embargo absolutos, si no que su aplicación precisa de una ponderación que garantice un equilibrio necesario en el conflicto entre la privacidad y la libertad de información. La clave de tal ponderación tal vez resida en la relevancia pública de la persona objeto de comentario, una excepcionalidad ésta que, en un sistema democrático, hace prevalecer el derecho de información por encima del derecho al honor o la privacidad de las personas.

    Pero como adelantaba, ésta “prioridad” no es absoluta ni debe hacerse valer en todo caso, si no que es necesario hallar el equilibrio que permita proteger la información y los juicios de valor necesarios para la construcción de una opinión pública libre a pesar de que éstos puedan lesionar la reputación, intimidad o imagen de las personas. Para ello, son imprescindibles determinadas exigencias a informaciones susceptibles de lesionar el honor o la intimidad como que dicha información esté legitimada por el interés general.

      Nos encontramos de nuevo con un aspecto, el interés general, cargado de subjetividad, pero que el Tribunal Constitucional trata de definir y acotar a partir de unos criterios que determinen la relevancia pública de la información es decir, criterios que permitan guiar la ponderación antes citada y que, por tanto, permitan decidir cuándo la información de mantiene dentro de lo públicamente relevante a fin de protegerla frente al derecho al honor:

  1. Necesidad de la noticia. Proteger toda información necesaria para la construcción de la noticia sobre un asunto de interés publico, obviando extremos o aspectos irrelevantes, innecesarios, o que simplemente responden a la curiosidad de la opinión publica.
  2. Naturaleza privada o pública de la persona. Éste es un criterio de gran controversia, especialmente en determinada informaciones o tipos de periodismo. En general, el derecho a la información y a la crítica se extiende en su lícito ejercicio cuando los protagonistas de la noticia son personajes públicos (personas que ejercen un cargo público, personas cuya profesión está directamente relacionada con el público o personas que habitualmente difunden aspectos de su vida privada), viendo éstos limitados sus derechos relativos a la intimidad de forma proporcional al interés público que suscitan.

Lamentablemente, a pesar de los esfuerzos por establecer una doctrina clara y eficaz, el límite entre el derecho a la información y el derecho a la intimidad continúa siendo puesto en duda con frecuencia, y es que los límites se mantienen un tanto borrosos.