iPad, el cacharro que comienza a ser lo que siempre debió ser

iPad, el cacharro que comienza a ser lo que siempre debió ser

En la tarde de ayer, Apple presentó el iPad más asequible y completo hasta la fecha. Efectivamente, no se trata de un iPad barato, ni tampoco de un iPad Pro, pero es el modelo con mejor relación calidad precio que hasta ahora hemos visto. Y lo más importante: marca la senda de futuro de este importante dispositivo.

El iPad se hace mayor

El iPad contaba con tres grandes hándicaps, a saber: (1) era muy caro; (2) era insuficiente en cuanto a funcionalidades; y (3) corría el riesgo de canalizar las ventas del Mac para una compañía que, en origen y en esencia, es informática. Estos tres problemas están siendo solventados por la compañía de Cupertino con gran acierto, aunque para ello Apple tuvo que tragar con más de tres años de caída libre de ventas del iPad. Hasta que el mercado (o la competencia) la ha puesto en su sitio. Sin entrar en cifras, Google y Microsoft pisan, literalmente, a los de la manzana en el sector educativo. No importa que que un Mac o un iPad sea mejor que un PC, un Chromebook o una tablet Android porque a fin de cuentas, en el sector educativo es el precio el que marca el ritmo. En un país como España [y otros tantos] dónde gran parte del equipamiento informático de los centros educativos públicos procede de donaciones, y cada día hay que lidiar con equipos lentos, desfasados y obsoletos, Apple no puede pretender que las aulas se llenen de iPads a 500€ o MacBooks a 1.100€. Y esto, a diferencia de que que ocurría hasta hace bien poco, es lo que la compañía parece haber comenzado a entender.

iPad de 2018 compatible con el Apple Pencil

Desde ayer mismo, tal y como podéis ver en la imagen superior, el iPad es más barato que nunca; además, es compatible con el  Pencil (que también ha visto levemente rebajado su precio), o con el nuevo Crayon de Logitech por sólo 49$, cuenta con las funciones multitarea de iOS 11 y con todo el potencial de la última tecnología. ¿Recordáis cuando, sin nada de esto, un iPad costaba 500 euros con la mitad de capacidad de almacenamiento? Para vender iPads, Apple ha tenido que bajar el precio.

Ahora, el iPad de 2018 a 349€ poco tiene que envidiar al iPad Pro de 729€. Sí, lo sé, hay alguna diferencia; más allá del tamaño de la pantalla (9,7″ frente a 10,5″), el nuevo iPad “low cost” carece de Smart Connector pero si el enfoque es la educación, ahí no van a invertir [los padres, los alumnos, las autoridades educativas] en un teclado que cuesta 180€ cuando, desde 30 puedes tener un Logitech que, tal vez no sea tan delgado si se integre tanto como el de Apple, pero sí que llega a ser más funcional y versátil.

Por otro lado, el movimiento efectuado desde los despachos de Cupertino pone de manifiesto que la familia iPad va a acabar siendo Pro al completo, aunque, lógicamente, ese apellido “pro” puede que acabe por desaparecer. Y finalmente, todas las tablets de la manzana serán compatibles con el  Pencil, contarán con Smart Connector y mucho más. Le doy de plazo un par de años porque, lo que también resulta ya evidente, es que el nuevo iPad de 2018 va a canalizar notablemente al iPad Pro de 10,5″. Estamos, en consecuencia, en un período de transición que se aventura apasionante.

Y para concluir, sinceramente, y esto es pura opinión, me resulta altamente incomprensible invertir 250-300 euros en una tablet Android, o 800-900 en una Surface cuando, por 349€, ahora se puede adquirir este cacharro con las características que ayer nos fueron presentadas; y lo afirmo desde la experiencia de alguien que sustituyó el MacBook por el iPad Pro.

Deja un comentario