5 errores frecuentes al tomar notas y cómo evitarlos

Todos y todas tomamos notas y apuntes. Lo hacemos cuando estudiamos, lo hacemos cuando asistimos a clase, charlas o conferencias, o lo hacemos cuando en televisión Arguiñano con cuenta una de esas recetas “ricas y con fundamento” con la que deleitar a nuestros amigos en la próxima reunión en casa pero, ¿sabemos tomar notas de la forma adecuada? Los creadores de la popular aplicación GoodNotes para iOS y Mac nos ofrecen unos interesantes y útiles consejos para tomar notas de forma eficiente.

Tomar notas de forma eficiente

Tomar notas parece una tarea sencilla pero lo cierto es que cometemos numerosos errores casi sin ser conscientes de ello, e incluso convencidos de que lo estamos haciendo bien. Dicen los creadores de GoodNotes que “tomar notas es como cocinar pasta” pues, al principio, parece fácil (añadir parta, agua, sal y cocer) sin embargo, puede resultar que hayas “cocinado la pasta demasiado tiempo, no has usado suficiente sal o no has añadido suficiente agua”. La comparación es tan simple como acertada. En este sentido, si cometes errores tomando notas o apuntes, podrás acabar con notas completamente inservibles.

A continuación, veremos cinco errores comunes para tomar notas y aprenderemos cómo evitarlos.

1. Escribir sin escuchar

Todos hemos experimentado esto en algún momento. Tendemos a escribir cosas sin entender aquello que se nos está transmitiendo. Esta práctica ciertamente ofrece más contenido pero creará mucha más confusión cuando revisemos lo que hemos escrito. Anotar sin escuchar supone perder el contexto y hace que el tiempo invertido haya sido en vano. ¿Cómo evitar este error común? Tómate tu tiempo y escucha. Reflexiona sobre lo que se ha dicho, y luego trata de anotar la esencia a un ritmo normal . Intenta resistir el impulso de copiar todo. Al final, lo recordarás mucho mejor y no terminarás con notas desordenadas.

2. Tomar notas para después resaltar texto

El propósito de tomar notas no es el mismo que subrayar, se trata de crear un resumen relevante del texto. Los estudiantes a menudo subrayan o resaltan partes del texto que consideran importantes. Si bien esto tiene sentido para la revisión inicial de un texto extenso, puede no resultar tan apropiado para el aprendizaje. Tomar notas breves y precisas requiere una reflexión sobre el contenido, que es el primer paso para recordarlo. ¿Cómo evitar este error?

Comienza por resaltar las partes importantes del texto y luego, resúmelas en tus propias palabras y/o agrega comentarios al margen.

3. Anotarlo todo

Es algo que ya hemos citado con anterioridad y que debes evitar a toda costa. A menudo, los estudiantes tienden a anotar todo cuanto dice el profesor, siendo uno de los errores más frecuentes y una de las prácticas menos efectivas. Para evitar este error el truco radica en “venir preparado”. Es decir, si ya sabes de qué tratará la conferencia tendrás en mente una “visión más amplia” y te será mucho más fácil concentrarte en la información que realmente importa. Así, las notas que tomes ya tendrán valor por sí mismas, será, como dicen los creadores de GoodNotes, autoexplicativas.

4. No revisar las notas que has tomado

La revisión de tus notas o apuntes resulta una práctica imprescindible si quieres evitar el aprendizaje de información incorrecta, al tiempo que te ayudará a descubrir si te has perdido algo importante. No revisar las notas puede ocasionarte más confusión sobre el tema. Para evitar este frecuente error utiliza un método de esquema que te ayudará a acelerar y agilizar la revisión, o compara tus apuntes con los de alguno de tus compañeros.

Los creadores de GoodNotes nos ofrecen otros dos errores frecuentes a la hora de tomar notas, y también nos ofrecen soluciones a ello. Si quieres descubrirlos y aprender a tomar apuntes de una manera mucho más efectiva, puedes leer el artículo original.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.