La decisión de Ulysses

Mis vacaciones están a punto de llegar a su fin pero a pesar de ello, he decidido hacer un breve paréntesis ante la gran necesidad de quejarme que acechaba mi mente. Ulysses, probablemente la mejor aplicación de escritura que existe, ha decidido que los usuarios deberemos pagar mes a mes si queremos usarla. Y eso me ha cabreado.

Ulysses se sube al carro de las suscripciones

El sector de las aplicaciones, móviles y de escritorio, es un gran negocio, aunque no para todos, y más que lo será si, tal y como parece, continúa la moda de las suscripciones. Es cierto que las aplicaciones han permitido a muchos jóvenes talentos encontrar una manera de ganarse la vida haciendo lo que les gusta, pero también es cierto que el volumen relativo de quienes lo han logrado respecto del total, es mucho menor del que se podría imaginar. Dicho esto, queda claro que, tal vez, los desarrolladores de apps necesiten nuevas fórmulas que les permitan continuar adelante con sus proyectos, al tiempo que mejoran y amplían las apps que ya tienen en el mercado. Una de estas soluciones es la suscripción, tan legítima como cualquier otra. Sin embargo, el problema llega cuando, tras haber pagado por una app, y sin aviso previo, su desarrollador decide saltar a un modelo de suscripción, obligándote a pagar mes a mes de por vida. La alternativa: abandonar la app. Esto es precisamente lo que acaban de hacer los responsables de la app Ulysses, una me las mejores aplicaciones de escritura que existen para Mac, iPhone y iPad, y de la que ya pos habló en profuncidad mi amigo Manu aquí.

Hasta ahora, Ulysses tenía un coste de 45 euros para Mac y 25 euros para iOS (de hecho, algo más tras el ajuste de precios llevado a cabo recientemente por Apple). Ahora ha pasado a un modelo de suscripción cuyo precio es de 4,99€ mensuales o 39,99€ anuales. Quienes hayan comprado la app “recientemente” podrán pasar a la nueva versión de suscripción recibiendo un tiempo de gracia gratuito variablecon el fin de “amortizar” su inversión, algo que es necesario agradecer a su desarrollador sin embargo ¿es posible “amortizar una app cuando has pagado en base a unas condiciones que drásticamente han sido cambiadas de forma unilateral?

Por otro lado, Ulysses también ofrece un ”descuento de por vida”para los actuales usuarios pero ¡ojo!, porque tiene truco. Se trata de una descuento del 50% si pagas de forma anual pero aplicado sobre la cuota que resulta si optaras por una suscripción mensual. Es decir, una combinación de ambas, de tal forma que, en realidad, el descuento se limita al 25% anual, y no al 50% anunciado a bombo y platillo.

Ulysses sigue siendo una de las mejores aplicaciones de escritura que existen, y estoy seguro de que lo seguirá siendo durante mucho tiempo. Pero no es la única, y ese es su gran reto a partir de ahora. Scrivenner, ByWord son sólo algunos ejemplos. Por otro lado, la sangría de usuarios que abandonarán progresivamente su uso va a ser monumental, básicamente porque a muchos no nos compensa pagar mes a mes por una sola app, ¿imagináis que todos hiciesen exactamente lo mismo? ¿Pagar mes a mes por cada una de las apps que usamos? Efectivamente, tendríamos que ejercer la profesión más vieja del mundo para poder pagarles.

Ulysses, por más excusas que ponga, y ha puesto muchas en su blog, ha decidido convertirse en una app aún más exclusiva de lo que ya era, y centrarse en quienes la usan con gran intensidad, pues son quienes van a pagar, básicamente. Es su elección. Yo, de momento, continúo con la vieja versión pues está optimizada para los próximos sistemas macOS High Sierra y iOS 11, así que aún tenemos un año “casi” asegurado sin fallos, Pero mientras tanto, ya tanteo alternativas.

¡Adiós Ulysses! Fue bonito mientras duró.

Deja un comentario