Crece el uso de la tecnología como control de la salud personal

Los llamados dispositivos wearables ya se encuentran varios años entre nosotros sin embargo 2016 y nuevos productos como el Apple Watch le han dado este segmento el empujón que necesitaba no sólo para aumentar sus ventas, si no especialmente para convertirlos en algo más que una moda: en dispositivos que permiten a los usuarios controlar su salud personal.

La salud personal al alcance de todos

El control de la salud personal por parte de cualquier consumidor parece estar superando la categoría de simple moda pasajera, aunque esto sólo el tiempo lo dirá.Un reciente estudio realizado y publicado por Accenture entre usuarios estadounidenses revela que el uso de aplicaciones móviles de salud se ha elevado del 16% en 2014 al 33% en la actualidad, a la vez que el uso de dispositivos wearables (vestibles) casi se ha triplicado desde el 9% en 2014 al 21% de hoy.

U

Safavi Kaveh, responsable de la práctica de salud global de Accenture, considera que “las herramientas digitales están capacitando a los pacientes para tomar el control de su salud e interactuar con el sistema en sus propios términos”, pero también insta a los proveedores de salud a estar a la altura de esta nueva situación recomendándoles “incluir las capacidades digitales en el núcleo de su modelo de negocio para que se integre en todo lo que hacen”.

Este informe acerca del uso de la tecnología para el control de la salud personal arroja diferentes e importantes conclusiones:

  1. La importancia que supone la tecnología para la monitorización y control de la salud personal, es un aspecto del que los consumidores están tomando cada vez mayor conciencia; el 76% de los encuestados aceptaron llevar consigo dispositivos de seguimiento de sus parámetros vitales y esto, aseguran tanto el 77% de los pacientes como el 85% de los médicos, ha ayudado a que el usuario participe de su salud.
  2. El 40% de los usuarios que han utilizado apps de salud durante el último año, comentan y comparten los datos con su médico.
  3. En cuanto al uso de estas aplicaciones de salud personal, el 59% las utilizan para controlar su estado físico, el 52% para controlar aspectos relativos a su dieta y alimentación, el 36% para controlar síntomas y el 28% para acceder a su portal de paciente.
  4. La preferencia por las citas médicas virtuales se ha elevado del 23% en 2014 al 29% en la actualidad, siendo los costes más bajos, la comodidad o la puntualidad, los beneficios más destacados por usuarios y profesionales médicos.

En definitiva, si bien nos encontramos ante una encuesta que de por sí no refleja la exactitud de la realidad y que además se limita a un ámbito geográfico determinado (Estados Unidos), la tendencia hacia el uso de la tecnología por parte de los consumidores para el control de su salud personal parece consolidarse, como decíamos, más allá de un simple moda.

FUENTE | IT User Tech & Business

Deja un comentario