Posicionamiento web (I): SEO y SEM

Posicionamiento web (I): SEO y SEM

La información se encuentra en internet. Cada vez somos más las personas que, ante la necesidad de hallar información de cualquier tipo, recurrimos en primer, y a veces único lugar, a internet. Si esto es así, que lo es, resulta evidente la importancia del posicionamiento web, es decir, de ser más visible en internet. A lo largo de esta serie de tres breves artículos que hoy comenzamos veremos qué es eso de posicionarse en buscadores, para qué sirve y qué dos técnicas son las esenciales.

¿Qué es el posicionamiento web?

Antes del nacimiento y expansión de internet, incluso aún en la actualidad, las marcas y empresas realizan y lanzan anuncios y campañas de publicidad en prensa, radio y televisión. El objetivo es evidente: darse más a conocer, ganar visibilidad, alcanzar a un mayor público potencial y, como fin último, vender más. Asumiendo esto, es fácil comprender qué es y cuáles son los objetivos del posicionamiento web.

Cuando cualquier usuario de internet efectúa una búsqueda cualquiera en Google, obtiene un listado de resultados distribuido por páginas. Casi con toda probabilidad será en la primera de esas páginas, incluso entre los primeros resultados arrojados por el buscador, donde encuentre la respuesta que busca. Por tanto el resto de resultados dejan ya de tener relevancia. El posicionamiento web, por tanto, consiste en toda una serie de métodos, técnicas y hábitos que conducen a escalar puestos en esos resultados de búsqueda de tal forma que la empresa o marca en cuestión aparezca entre esos primeros resultados.

posicionamiento web SEO SEM

¿Y cuál es el objetivo final o para qué sirve ese mejora de posicionamiento web? Aparecer en los primeros resultados de búsqueda en Google cuando los usuarios introducen determinadas palabras clave asociadas a tu empresa, marca, negocio, actividad, etcétera, aporta mayor visibilidad, es decir, el usuario encontrará lo que busca en los primeros resultados, y si tú estas en esos resultados, visitará tu página web, y no la de la competencia. Así, habrás ganado visibilidad, se incrementará el tráfico hacia tu página web, alcanzarás a un mayor volumen de potenciales clientes y, en definitiva, acabarás vendiendo más.

Para alcanzar un óptimo posicionamiento web en los resultados de búsqueda de Google (o de otros buscadores como Bing o Yahoo), se emplean dos estrategias esenciales:

  • SEO (Search Engine Optimization) que, traducido, significa “optimización para motores de búsqueda.
  • SEM (Search Engine Marketing) o “marketing de buscadores”.

La gran diferencia entre una y otra es que la primera, SEO, es una estrategia de posicionamiento web natural mientras que la segunda, SEM, es una práctica de marketing publicitario.

Si deseas saber un poco más acerca del SEO y del SEM no te pierdas la segunda y tercera parte de este post.

Deja un comentario