Por qué los Dursley odiaban tanto a Harry Potter

Por qué los Dursley odiaban tanto a Harry Potter

En el verano de 2011 se ponía punto y final a una de las sagas más populares de todos los tiempos, la del pequeño mago Harry Potter sin embargo, cuatro años después su autora J.K. Rowling aún continúa desvelando algunos de sus secretos como la razón por la que el protagonista eran tan odiado por la familia Dursley.

Harry Potter, el odiado de los Dursley

La saga de libros creada por la escritora británica J.K. Rowling y cuyo protagonista no es otro que Harry Potter no sólo constituyó una auténtica “mina de oro” en las taquillas de todo el mundo si no que constituyó un eficaz aliciente a la lectura para los más pequeños.

Hace algo más de cuatro años esta serie de películas llegaba a su fin con la segunda parte de Harry Potter y las Reliquias de la muerte pero aún se guardan algunos secretos que sus fans están ávidos por conocer. Uno de ellos es la verdadera razón por la que la familia Dursley odiaba tanto a Harry Potter.

Harry Potter y_las_Reliquias_de_la_Muerte_Parte_II-477385286-large

Según ha desvelado su propia autora en pottermore.com, los Dursley, tíos del pequeño mago que se hicieron cargo de él cuando sus padres murieron, eran  “reaccionarios, prejuiciosos, de mente estrecha, ignorantes e intolerantes”, lo cual explicaría su actitud ante los magos en general, pero aún hay más.

En la última despedida de la tía Petunia, ésta salió apresurada de la habitación sin embargo a Harry Potter le quedaría la “extraña sensación de que ella quería decirle algo. Ella le dio una mirada extraña, trémula y parecía tambalearse en el borde de la palabra”. Petunia amaba a su hermana Lily sin embargo, los fuertes celos que sentía debido a sus habilidades mágicas, le impedían reconocerlo. A su vez, tanto Petunia como Vernon despreciaban profundamente al padre de Harry Potter, James, un desprecio que acabaría extendiéndose hasta el pequeño protagonista. La causa: una discusión en la que Vernon trató a James de “mago aficionado”, lo que despertó en este un profundo sentimiento de humillación.

Petunia, a la muerte de James, se sintió emocionalmente obligada a hacerse cargo del pequeño Harry Potter. De esta manera, una saga de ficción se convierte en reflejo de una realidad más habitual de lo deseado: desencuentros familiares que desembocan en años de enemistades.

FUENTE | primmero

Deja un comentario