A cambio de nada [crítica]

A cambio de nada critica

Hoy os iba a hablar de La Pirámide, la primera peli de mi sesión doble de ayer en La Fiesta del Cine sin embargo, el segundo film que ví con mi amiga Laura me cautivó. Se trata de A cambio de nada, la magnífica y madura ópera prima del actor (y también boxeador) y ahora director, Daniel Guzmán al que tal vez recordaréis por su papel en la mítica serie "Aquí no hay quien viva". A cambio de nada es un inteligente y duro drama adolescente, una muestra más de que en España hay talento, mucho talento, pero también es la prueba del desprecio que autoridades y entidades demuestran hacia ese talento…

A cambio de nada, contra viento y marea

En A cambio de nada Darío es un chaval madrileño de dieciséis años amargado por la separación de sus padres que le han situado en el epicentro de sus disputas; comparte, desde que nació, aventuras y desventuras con Luismi, su amigo para todo, incondicional. Así, Darío acabará actuando como miles de chavales en su situación hasta que es expulsado del instituto y huye, no importante donde, sólo quiere huir. En su camino se encontrará con "Caralimpia", un inofensivo delincuente dedicado a los trapicheos mecánicos y amante de la música de Julio Iglesias, y a Antonia, una divertida y entrañable anciana que recoge muebles de los contenedores para revenderlos en el mercadillo semanal. Daría ha encontrado a su nueva familia, pero todo se tuerce y nada será como él esperaba, ¿o si?

Daniel Guzmán ha hecho de A cambio de nada una película maravillosa, que divierte y emociona al mismo tiempo y que consigue que ames a todos y cada uno de sus protagonistas. Es un retrato fiel, acertado, de una determinada realidad, mostrada de forma limpia y clara, inteligente, sin rodeos, y que alcanza su punto álgido casi al final del film, cuando Darío, en el juicio, se derrumba y acaba desvelando las razones que le han llevado ahí. Todo un mensaje para esos padres y madres egoístas que utilizan a sus propios hijos como moneda de cambio para dañar a su ex-pareja.

Y aún con todas las virtudes cinematográficas y sociales que presenta A cambio de nada, a Daniel Guzmás le ha costado siete años sacar adelante su primer proyecto como director de largometrajes pues no ha contado con financiación previa de ninguna televisión (las mismas televisiónes que luego se desprenden de millones de euros en financiar chorradas), sólo TVE participó pero ya cuando el rodaje había finalizado.

Por suerte para todos los que nos gusta el cine, A cambio de nada ha salido adelante, y debemos dar las gracias por ello pues además está recibiendo una estupenda aceptación por parte de la crítica: en el Festival de Cine de Málaga ha sido galardonada con las Biznagas de Oro a Mejor Película y Mejor Director así como la Biznaga de Plata de la Crítica a Mejor Cinta y el premio a Mejor Actor de Reparto para Antonio Bachiller (Luismi).

Aprovechad que estos días el cine está bien barato y disfrutad de una buena película española: A cambio de nada.

 

1 thought on “A cambio de nada [crítica]”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.