La gran estafa murciana: el caso de la oposición de biblioteca en Murcia

Últimamente siento más crispación en el ambiente, algo que resulta del todo lógico pues este país, pese a esos invisibles brotes verdes, en lugar de ir a mejor, cada día va a peor y todo porque los de siempre, los mismos de siempre, manejan todo a su antojo. Pero lo peor de todo no es eso, sino que por desgracia acaban por salirse con la suya dejándonos por tontos a los ciudadanos de a pie. Pero tontos, lo que se dice tontos, no somos.

“La Gran Estafa Murciana”, and the Oscar goes to…

A comienzos de agosto publiqué el artículo Más corrupción: el posible amaño de las oposiciones de Biblioteca en Murcia que os invito a todos a leer si no estáis muy al tanto de lo que ha sucedido. Ahora, dos meses después, pienso lo ingenuo que fui al tildar el asunto de “posible”.

El día del examen IMAGEN: V. Vicens
El día del examen IMAGEN: V. Vicens

El mismo día que se publicaron los resultados de la prueba se dispararon todas las alarmas. De los casi 3000 opositores presentados, tan sólo poco más de 50 aprobaron la prueba. Entre esos 50 hubo personas que se ganaron su lugar limpia y honradamente, me consta, pero también “familiares directos del jefe de la Red Municipal de Bibliotecas de Murcia, Pedro Antonio Jiménez, así como allegados a trabajadores de la concejalía de Educación, ocupan los primeros puestos de la lista de aprobados”, tal y como publicaba el diario La Opinión de Murcia en su noticia de día 2 de agosto:

  • Pedro Jiménez Ramirez y Mario Jiménez Ramirez, ambos hijos del jefe [de la Red Municipal de Bibliotecas de Murcia, Pedro Antonio Jiménez], como pudo saber este periódico, han obtenido un 10 y un 9,5 respectivamente en el test, ocupando el primer y el tercer puesto de la lista. (La Opinión, 2/8/2014)
  • También es el caso de Inés Robles Milanés, que -informan- se ha quedado segunda en la oposición con un 9,62 y que es hija de Ana Milanés, responsable del Área de Gestión de la Red de Bibliotecas. (La Opinión, 2/8/2014)
  • Además, hay al menos dos aprobados que prestaban sus servicios en la Biblioteca Río Segura, cuya responsable era miembro del tribunal evaluador. Marita, tal y como se le conoce, según fuentes municipales, es persona de confianza del jefe de bibliotecas(La Opinión, 2/8/2014)

Rápidamente, el mismo día 1 de agosto en que la lista de aprobados se hizo pública, la Concejal de Personal del Ayuntamiento de Murcia Nuria Fuentes anunciaba la paralización del proceso, la apertura de una Comisión de Investigación e incluso consideraba la posibilidad de anular y repetir el proceso con las depuraciones de personal oportunas, aunque “rueden cabezas”, manifestaba literalmente.

El resultado, a día de hoy es una pantomima de comisión de investigación, un circo del que se desprende una única sensación: la resolución a este conato de investigación estaba decidida de antemano y no va a ocurrir absolutamente nada.

La gran cantidad de irregularidades detectadas pervierten el principio de igualdad y oportunidad

Las continuas y numerosas denuncias de irregularidades en este proceso selectivo no son en modo alguno el resultado de una “pataleta” de aquellos que no han superado la prueba. Muy al contrario, éstas denuncias se comenzaron a producir no sólo antes de hacerse pública la lista de aprobados, sino antes incluso de celebrarse la prueba, la cual tuvo lugar el pasado 21 de julio.

Tal y como recogía el diario La Verdad en su noticia del pasado 1 de octubre, y cito textualmente, “la Asociación de Profesionales de la Información y la Documentación (Index Murcia) mantiene una posición muy combativa, y el 28 de julio, apenas una semana después del examen, informaron de que durante su desarrollo se produjeron numerosos errores de información, como ofrecer instrucciones erróneas y dispares en distintas aulas durante el desarrollo de dicha convocatoria. Index citaba otras incidencias como, por ejemplo, resolver la prueba práctica CDU -sistema de clasificación bibliográfica universal- a lápiz (cuando debía ser con bolígrafo); indicar nombre, apellidos y DNI en la hoja que contiene los resultados de la CDU; guardar el resultado de la CDU grapado a la cabecera o plica del test sin separar; realizar la prueba en el reverso de la hoja que contiene las notaciones CDU, sin marcar ni subrayar las del anverso (lo que implica mayor dificultad y menos tiempo para resolver); y permitir, fuera de tiempo, pasar las notaciones de la CDU ordenadas a limpio. Tampoco se mencionó en algunas aulas la posibilidad de asistir o la existencia de acto público de separación de plicas.”

Es decir, las quejas y denuncias comenzaron antes de conocerse que los “hijos de” y los “compañeros de trabajo de”, eran los primeros de la lista, lo que otorga mayor veracidad aún a las irregularidades mencionadas al desprenderlas de cualquier tipo de recelo contra nadie.

Además, tal y como se explica desde la Plataforma de Afectados y tal y como ya denunció Index Murcia, la propia convocatoria de las bases de la oposición generó quejas antes de la realización misma del ejercicio: cinco días después [de la publicación de la convocatoria] se publicó en el BORM la eliminación de las referencias que permitían elaborar un temario -«supuestamente es la queja de una academia por incluir una publicación de la competencia»-, una decisión que, insiste la Plataforma de Afectados, «se toma sin consultar a todos los agentes implicados, por lo que el SIME ha interpuesto un contencioso administrativo». (La Verdad, 01/10/2014)

También el SIME (Sindicato de Empleados Públicos) no tiene ninguna duda al respecto de las posibles filtraciones del examen que explicarían esa [¿casual?] coincidencia entre los primeros puestos y su parentesco con altos miembros de la Red Municipal de Bibliotecas de Murcia, y desde el primer momento sostiene esa versión y defiende que el asunto se dirima en los tribunales.

También el Grupo Municipal Socialista y CC.OO interpusieron sendas quejas de forma previa a la publicación de las calificaciones, en concreto los días 25 y 31 de julio, como podéis comprobar a continuación:

Captura de pantalla 2014-10-02 a las 13.26.05 Captura de pantalla 2014-10-02 a las 13.26.30

En resumen, las irregularidades denunciadas por los opositores, el Sindicato de Empleados Públicos (SIME) y la Asociación de Profesionales de la Información y Documentación de la Región de Murcia (INDEX Murcia), y que atentan contra los principios de igualdad y oportunidad en el acceso a la función pública, resultando más que suficientes para la anulación y repetición del proceso así como para una necesaria y democrática depuración de responsabilidades son, según se denuncia desde la Plataforma de Afectados:

  1. Cinco días después se publica en el BORM la eliminación de las referencias que permitían elaborar un temario (supuestamente es la queja de una academia por basarse en una publicación de la competencia). La decisión se toma sin consultar a todos los implicados, por lo que el SIME ha interpuesto un contencioso administrativo.
  2. Nunca se publica la lista definitiva de admitidos y excluidos, ocasionando que muchos aspirantes no se presenten a la prueba, o lo hagan con la incertidumbre de si serán admitidos. Algunos “no admitidos” logran realizar la prueba y son incluidos con los admitidos en el listado de “calificaciones”.
  3. A algunos aspirantes se les permitió continuar escribiendo fuera del tiempo establecido.
  4. Se indicó resolver la prueba práctica CDU a lápiz (lo que implica la posibilidad de que pueda, o no, ser corregido por una tercera persona), mientras que a otros a bolígrafo.
  5. Los folios para realizar y entregar la prueba no estaban sellados ni contenían distinción alguna (lo que, en caso de filtración, facilita el popularmente conocido “cambiazo”)
  6. En algunas aulas se dió la instrucción de indicar nombre, apellidos y DNI en la hoja que contiene los resultados de la prueba práctica (lo que atenta directamente contra el anonimato).
  7. En algunos casos, se recogió el resultado de la prueba práctica grapado a la cabecera o plica del test sin separar (de nuevo se viola el anonimato de la prueba).
  8. Algunos recibieron instrucciones erróneas conducentes a realizar la prueba en el reverso de la hoja que contiene las notaciones CDU, sin marcar ni subrayar las del anverso (lo que implica mayor dificultad y menos tiempo para resolver). Recordamos que se trataba de 50 series de notaciones del tipo 343.819.5(430.247Weimar)(093.3) a ordenar.
  9. En algún caso no se mencionó posibilidad de asistir o existencia de acto público de separación de plicas.

La situación actual

La “Comisión de Investigación” del Ayuntamiento de Murcia ya ha acabado la toma de declaraciones y se espera que se reúna la próxima semana para consensuar un texto de conclusiones. Mientras, según publicaba La Verdad, “tras la toma de declaraciones parece imposible probar las sospechas de filtración de los exámenes“, no así la irregularidades denunciadas y manifestadas por diversos opositores a los que la propia comisión llamó a declarar.

Además, la “comisión” no tiene potestad para anular/repetir el proceso, algo que sólo compete al Tribunal de la Oposición el cuál, evidentemente, niega todas las acusaciones y defiende la transparencia del proceso.Lógico, muy lógico.

A su vez, se amplían los contratos sociales de las personas que actualmente ocupan los 19 puestos que se ofertaron (dado que el proceso está en estos momentos paralizado) por un mes, una contratación también denunciada por ilegal por sindicatos y asociaciones y que inexplicablemente el grupo UPyD Murcia no sólo defiende, sino que también exige.

Ante esta situación de indefensión y ante la más que evidente resolución que tomará la “Comisión de Investigación”, tanto el SIME como INDEX Murcia y la Plataforma de Afectados planean llevar el caso a los tribunales.

¿Alguien duda realmente sobre cómo acabará este proceso?

MÁS INFO:

 ACTUALIZACIÓN:

Tal y como manifiestan desde INDEX Murcia en los comentarios a este artículo, “INDEX MURCIA no va a llevar el caso a los tribunales”.

9 thoughts on “La gran estafa murciana: el caso de la oposición de biblioteca en Murcia”

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Hola, respecto al párrafo [Tal y como recogía el diario La Verdad en su noticia del pasado 1 de octubre, y cito textualmente, “la Asociación de Profesionales de la Información y la Documentación (Index Murcia) mantiene una posición muy combativa…”] INDEX MURCIA está enviando esta nota a los medios de comunicación:

    “Sobre el concurso oposición para cubrir las plazas de auxiliar de bibliotecas del Ayuntamiento de Murcia, la asociación Index de profesionales de la información y documentación de la Región de Murcia quiere recordar al ayuntamiento, a la comisión de investigación, al tribunal del examen, a los afectados (aprobados y suspendidos), a los sindicatos y a los medios de comunicación: que nos limitamos a hacer de plataforma de difusión de la opinión y el parecer de algunos socios entre los cuales había aprobados y suspendidos. Los textos y la información suministrada en nuestro blog sobre este tema no es nuestra opinión ni postura oficial como asociación.
    Representamos a muchas personas entre las cuales hay afectados que ven irregularidades en el proceso y quieren que se repita, y aprobados que defienden su nota ganada limpiamente, por lo que la actual junta directiva decidió atender a las peticiones de todos, difundiendo sus textos y dejando claro que era a petición de asociados.
    Del mismo modo que si alguien se consideraba afectado, le invitábamos a reclamar oficialmente, facilitando en nuestra web el documento de registro del ayuntamiento (el mismo que se puede descargar de la propia web).

    Más información en nuestra web: http://indexmurcia.org/

    Por otro lado, el párrafo “Ante esta situación de indefensión y ante la más que evidente resolución que tomará la “Comisión de Investigación”, tanto el SIME como INDEX Murcia y la Plataforma de Afectados planean llevar el caso a los tribunales.” es incorrecto. INDEX MURCIA no va a llevar el caso a los tribunales, por lo que rogamos se corrija ese punto.

    Un saludo

  3. Pingback: La gran estafa murciana (Capítulo 2): la Oposición de Bibliotecas de Murcia NO se repetirá | José Alfocea García

Deja un comentario