iPhone 6 y Apple Watch, ¿más de lo mismo o novedad?

Esta semana ha sido una semana muy especial para los amantes de la tecnología en general pero especialmente para los incondicionales o simplemente usuarios de Apple. Seguramente muchos de vosotros conoceréis de mi “pasión” (y lo pongo entre comillas porque si hay que criticar, critico) por los productos de la manzana y muy especialmente por las tremendas posibilidades que siempre le he visto al iPad en determinados sectores como la comunicación y la educación; y también sabréis la rabia que me da que en España andemos tan atrasados en este campo. En fin, hoy hago una excepción y os voy a hablar sobre los nuevos iPhone 6 y iPhone 6 Plus, mis impresiones, y un poquito, solo un poquito, del recién presentado Apple Watch. Nada de especificaciones técnicas ni nada parecido, para eso ya está la web de la compañía o el fabuloso blog Applelizados donde podéis encontrar toda la información necesaria y más.

iPhone 6
iPhone 6

Qué significan el iPhone 6 y el Apple Watch

Aprovechando la entrevista que ayer me hizo el periodista Quim Esteban para el programa de Radio Intereconomía “Interdencia” en calidad de redactor-jefe de Applelizados, y que si os apetece podéis escuchar bajo estas líneas, os diré que sin lugar a dudas, de las novedades presentadas por Apple el pasado martes 9 de septiembre, me quedo con el iPhone 6 digamos que como concepto, es decir, que me da igual si hablamos de 4,7 o 5,5 pulgadas, del iPhone 6 o del iPhone 6 Plus. La razón, como podréis deducir muy pronto de este post, no es otra que la utilidad.

iPhone 6 y iPhone 6 Plus

Apple ha dado un salto enorme con el nuevo iPhone 6. Me explico. No hablo de características técnicas y funciones pues en este aspecto los iPhone 6 son evolucionistas (algo más de potencia, algo más de batería, algo más de resolución en su pantalla, algo más de pantalla, algo más delgado, en definitiva, algo “más mejor” y con algunas nuevas características ya existentes en otras marcas como el NFC). Tal vez no haya nada de revolucionario, de innovador en el dispositivo en sí (de hecho no lo hay y hablar de revolución creo que sería un error) pero para la compañía supone un importante cambio parcial de filosofía algo que, desde mi punto de vista, es totalmente positivo, y los que me seguís en Applelizados sabéis muy bien que en este aspecto siempre he sido crítico con Apple.

Los de Cupertino han hecho ahora lo que debían haber hecho hace un par de años: dar al usuario lo que el usuario quiere (todo matizado). Y lo que el usuario quiere es una pantalla de mayor tamaño en un dispositivo iOS. Lo estábamos pidiendo a gritos y una compañía que vive de lo que vende no puede mirar a otro lado cuando el usuario, de forma masiva, le pide algo. Ya está. No creo que haya mucho más que discutir al respecto salvo sobre los gustos de cada uno en lo que a tamaño de pantalla se refiere. De hecho los primeros modelos en agotarse han sido precisamente los de 5,5 pulgadas, el llamado iPhone 6 Plus y ésto, y más aún teniendo en cuenta que hablamos ya de los modelos de mayor precio, me acaba por dar la razón.

iPhone 6
iPhone 6

Junto a ello, Apple ha emprendido una estrategia de marketing fundamentalmente positiva para sus ventas, pero también positiva para el usuario. Y aquí es donde su filosofía es de nuevo modificada, siempre parcialmente, pero de forma muy positiva a mi gusto: mantiene el precio del modelo básico, el iPhone 6 de 16 GB, a la vez que, al desaparecer cualquier rastro de un modelo de 32 GB, da el salto al iPhone 6 de 64 GB y 128 GB, los cuáles han bajado 100€ respecto a la generación anterior. Aunque todo ésto, claro está, tiene una explicación.

A partir de aquí Apple mantiene su esencia que, desde mi humilde punto de vista, no es otra que la fusión entre la belleza del arte y la tecnología (por eso en la compañía de la manzana entrar a formar parte personalidades como Marc Newson), en un ecosistema, iOS y OS X, que te hace las cosas mucho más sencillas, y hablo por experiencia. Tal vez muchos penséis que exagero pero no es así. Nada ni nadie es perfecto, tampoco Apple, ni el iPhone, ni el iPad, ni el Mac, ni iOS, ni OS X ni nada de nada pero, con todo lo que queda por delante, están un paso más cerca que el resto.

Y qué pasa con el Apple Watch

Pues si antes os decía que “me quedo con el iPhone 6“, es porque el Apple Watch no me ha llegado a calar. Me explico nuevamente. Apple ha permanecido durante un par de años como un “Gran Hermano” observador, ha visto qué hacía la competencia y ha visto, sobre todo, si este nuevo segmento de los wearables calaría entre los usuarios o no sería más que una moda pasajera. A partir de ahí ha creado un dispositivo que, a falta aún de conocer muchos, muchísimos y esenciales detalles, algunos tan importantes como su capacidad o su autonomía en términos de duración de batería, es cuanto menos, algo superior al resto. Por dentro y por fuera y cuyo precio, a pesar de los “temores”, no resulta demasiado por encima de su competidor más semejante, el Samsung Galaxy Gear S (49$ más).

Ahora bien, el Apple Watch sólo sería realmente innovador y revolucionario si fuera independiente, es decir, que si a mi se me olvida el iPhone en casa, por ejemplo, pueda continuar recibiendo mensajes, llamadas, notificaciones, etcétera en el Apple Watch. Mientras eso no ocurra, tal y como afirmaba Steve Wozniak aquí, los wearables son intermediarios para tu smartphone, pero son una pieza adicional y necesitan ofrecer ventajas especiales que un teléfono inteligente no tiene.

En definitiva, se trata de una mera cuestión de concepto es decir, Apple Watch no hace menos que cualquier otro smartwatch, pero si hace algunas cosas más, y mejor, y con un diseño y variedad de modelos (34) exquisito. Tal vez no te resulte útil ni necesario (útil útil, lo que se dice útil y necesario, actualmente no es un smartwatch) pero tal vez quieras llevarlo en la muñeca como llevas otro reloj pero con funciones adicionales.

Comparación Apple Watch y otros smartwatches | REUTERS
Comparación Apple Watch y otros smartwatches | REUTERS

MÁS INFO: Apple | Applelizados

3 thoughts on “iPhone 6 y Apple Watch, ¿más de lo mismo o novedad?”

  1. A mí es que un móvil que cuesta mil euros, que se te puede caer al suelo y destrozarlo y que dentro de dos años va a estar antiguo porque te van a sacar el iphone 9 me parece insultante. Prefiero un android de 150 euros, con el que al final voy a hacer exactamente lo mismo: mirar el correo, twitter, facebook y evernote, escuchar música y hacer cuatro fotos. Si se me cae al suelo, pues ‘sólo’ son 150 euros y no me da un infarto , o si me lo roban. Claro, que mi sueldo son 1000 euros. Si ganara más de tres mil al mes, posiblemente no habría hecho este comentario 🙂

  2. Pingback: iPhone 6 y Apple Watch, ¿más de l...

  3. Pingback: Bitacoras.com

Responder a Alfonso Saborido Cancelar respuesta