Periodismo social (y III): periodismo ciudadano, participativo o “cooperiodismo”

Periodismo Ciudadano; el problema de la veracidad

      El llamado Periodismo 2.0, o periodismo ciudadano, no se limita al Blog, si bien éste, por sus características intrínsecas ya comentadas en posts anteriores, resalte sobre el resto. El fundamento de todo ello es la interactividad, y la posibilidad de cualquier ciudadano de emitir juicios, opiniones, comentarios e incluso publicar noticias. La gran diferencia y, a su vez, el aspecto más problemático y polémico, es que NO es necesario ser periodista para publicar en internet.

Periodismo Ciudadano; el problema de la veracidad
Periodismo Ciudadano; el problema de la veracidad

            Foros, chats, listas de distribución, wikis, redes sociales tipo Facebook, Twitter, comentarios en noticias publicadas por medios digitales y un largo etcétera, son los lugares virtuales de expresión de la ciudadanía de la Sociedad de la Información.

            Este periodismo participativo ha derivado en lo que últimamente se denomina “Cooperiodismo”, que no es si no la cooperación entre profesionales de la información y medios por un lado, y ciudadanos por otro. Es una transformación en las relaciones medio-usuario, o periodista-usuario, que plantea nuevos retos ante lo que ya es una realidad: The Guardian en 2010 pidió el apoyo de los ciudadanos para entender y decodificar los 458.832 folios del sumario sobre los gastos excesivos de los diputados británicos, una iniciativa que reunió a más de 26.000 voluntarios.

      Y es que como afirmaba Gumersindo Lafuente en una entrevista publicada en Jot Down[1], el periodismo no puede ejercerse sin interlocución con las audiencias, porque el público lo exige y la tecnología lo permite.

            Sin embargo, éste es un fenómeno sobre el que, por cuestiones evidentes de veracidad, es necesario reflexionar. Esto es precisamente lo que hace la periodista Marta Franco en su blog “Ideas para comunicar en la nube” cuando, en su post “Periodismo participativo o la construcción del #cooperiodismo” (29 de diciembre de 2012) señala que éste debe fundamentarse en:

  • Inteligencia colectiva. Más allá de la competencia entre medios y entre periodistas y ciudadanos. La participación debe ser el factor para evolucionar de “la Sociedad de la Información a la Sociedad de la Conversación”.
  • Compartir información. El poder ya no está en la información, sino en cómo la compartimos.
  • Calidad. La participación debe ser un seguro para la mayor contrastación de la información y la mejora de los contenidos. No puede ser una coartada para eludir la responsabilidad ante posibles errores. La deontología periodística debe continuar siendo el sello de excelencia en este nuevo escenario.
  • Contra la precarización laboral. El adelgazamiento de las redacciones no es una excusa para lanzarnos hacia el periodismo participativo. Sin profesionales no hay medios ni coherencia comunicativa. Sin periodistas no hay participación con coherencia. Los lectores no pueden convertirse en los nuevos periodistas. El periodismo evoluciona y arrastra a periodistas y lectores a nuevos páramos de forma conjunta.[2]

      Estas exigencias y, en definitiva, el ejercicio de responsabilidad que supone la participación en los medios digitales en tanto que son accesibles a todos, en cualquier momento y en cualquier parte y, por lo tanto, pueden ser generadores de opinión, requiere de una serie de compromisos por ambas partes en la línea de lo que citábamos la pasada semana acerca de El Huffington Post, o los fundamentos que señala Marta Franco.

            En España, fue el diario Elpais.com el primero en “institucionalizar” la participación activa de los ciudadanos en un medio digital de tal envergadura. A continuación reproducimos el artículo “Yo, Periodista”, publicado en el diario:

Nace Yo, periodista en ELPAIS.com. Desde hoy, cualquiera que tenga una noticia y considere que es capaz de contarla puede entrar en la página web de ELPAIS.com y darla a conocer a todos los ciudadanos. En cualquier momento.

No es para opinar; es para dar información. Ésta es una oportunidad para que los ciudadanos se sientan informadores, y ejerzan de ello. Asimismo, los lectores están convocados, también, a expresar los comentarios que les sugieran las informaciones que de este modo vayan sucediéndose en ELPAIS.com. Entre las secciones abiertas figuran: Fotodenuncia, Medio ambiente, Manifestaciones… Los lectores pueden enviar textos, fotografías o vídeos, tanto desde Internet como a través de un mensaje multimedia de móvil al 7750, con la palabra clave PAIS.

Las informaciones tienen que estar redactadas de forma clara y sencilla, y han de ser veraces. No pueden atentar contra el honor de terceras personas. Todos estos requisitos serán vigilados y reforzados por un equipo de periodistas.

ELPAIS.com es el primer medio español que abre este espacio informativo a los lectores. En la web aparecen desde hoy las condiciones que se han de cumplir para participar en esta iniciativa, con todas las garantías de las que se dota el periodismo.[3]

1 thought on “Periodismo social (y III): periodismo ciudadano, participativo o “cooperiodismo””

  1. Pingback: Periodismo social (y III): periodismo ciudadano...

Deja un comentario