“46664”

Will Smith con Mandela en la campaña "46664"

Encumbrado ya a la categoría de “héroe nacional” sudafricano, Nelson Mandela fallecía el pasado 5 de diciembre en Johanesburgo tras pasar cerca de cinco meses en estado crítico.

Nelson Mandela "Madiba"
Nelson Mandela “Madiba”

Nelson Mandela, figura para la Historia

La “enorme” figura de Nelson Rolihlahla Mandela, más conocido en su país como Madiba, un título honorífico otorgado por los ancianos de su clan, sólo equiparable en nuestra era a figuras de la talla de Mahatma Gandhi, Martin Luther King o la Madre Teresa de Calcuta, comenzó su andadura en defensa de los derechos y las libertades allá por sus jóvenes años de estudiante cuando ya fue detenido por participar en una huelga estudiantil. Pero su auténtica lucha política se iniciaría a partir de 1948 cuando, tras la creación del Partido Nacional Sudafricano y su política de segregación racial (apartheid), Mandela cobra importancia dentro del Congreso Nacional Africano, especialmente en la Campaña de desobediencia civil del años 1952, y el Congreso del Pueblo de 1955, en el que se adopta la «Carta de la Libertad» como programa básico de la lucha contra el apartheid.

Mandela quemando un pasaporte en 1960 como símbolo de resistencia frente al apartheid
Mandela quemando un pasaporte en 1960 como símbolo de resistencia frente al apartheid

Inspirado en Gandhi, Mandela estaba profundamente comprometido con los métodos de resistencia no violenta sin embargo, entre 1952 y 1959 el Congreso Nacional Africano se escinde y un sector del mismo, los llamados africanistas, se radicaliza, emprendiendo actividades de lucha armada; entre 1956 y 1961 pasaría sus primeros cinco años en prisión, junto con otros compañeros, hasta que finalmente, tras ser declarados no culpables, fueron puestos en libertad.Pero a partir de 1960 y la Masacre de Sharpeville también Mandela se acabaría radicalizando llegando a realizar un llamamiento a la lucha armada, lo que valió la consideración de terrorista, tanto por el propio régimen sudafricano como por la ONU.

Acusado de promover la huelga entre los trabajadores y de abandonar el país sin permiso, el 5 de agosto de 1962 Nelson MandelaMadiba” fue detenido. 27 largos años pasó en prisión condenado a cadena perpetua bajo el número “466/64” (lo que significa que era el preso número 466 del año 1964). Una condena bajo duras condiciones de trabajos forzados, segregación racial y política, incomunicación con el exterior casi absoluta, que sirvió sin embargo para que su reputación creciese llegando a ser conocido como el líder negro más importante en Sudáfrica. Allí, cautivo, también se licenció en derecho por correspondencia por la Universidad de Londres donde, en 1981, llegó a ser propuesto para el cargo de rector.

Mandela y De Klerk en 1992
Mandela y De Klerk en 1992

Durante estos años las presiones para su liberación fueron constantes hasta que en 1989, el presidente sudafricano Botha sufrió un derrame cerebral y tuvo que ser sustituido por Frederik Willem de Klerk, quien anunció su liberación en febrero de 1990.

Ambos pusieron en marcha una política de reconciliación nacional, compartieron el Nobel de la Paz en 1993 y, ya en 1994, Mandela vencía en las primeras elecciones democráticas de Sudáfrica, se convertía en el primer presidente negro del país y mantenía a De Klerk como vicepresidente primero.

Uno de sus gestos más simbólicos y de mayor calado fue el abierto apoyo que Mandela prestó a la selección de rugby de Sudáfrica, más conocida como los Springboks, todo un símbolo histórico del apartheid, en la Copa Mundial de Rugby de 1995, un hecho histórico que fue plasmado en el film  Invictus (2009), de Clint Eastwood.

En 1999, al finalizar su mandato, abandonó también la vida política.

Un legado más allá de las fronteras sudafricanas.

En 2002, la Fundación Nelson Mandela, inicia una campaña a nivel mundial con el objetivo de concienciar acerca del virus VIH Sida a la que el propio Mandela concedió el nombre de 46664 “como un recordatorio permanente de los sacrificios que él estaba dispuesto a hacer para que hubiese en el mundo una justicia social y humanitaria en la que él cree apasionadamente”, según explica la propia organización en su página web. Dicha campaña tuvo una repercusión mundial sin precedentes gracias también al apoyo de numerosos rostros conocidos convertidos en embajadores de 46664 como el actor Brad Pitt, el líder del grupo U2, Bono o los españoles Pasión Vega, Amaral, Diego El Cigala y Miguel Ríos entre otros muchos. Últimamente, la Fundación ha ampliado su campo de acción e involucrado en más proyectos humanitarios y de lucha contra la injusticia social. “Debemos encontrar nuevas manos para aliviar la carga”, señalaba Mandela en 2008 durante un acto en Londres encaminado a motivas a los jóvenes a seguir su ejemplo.

Will Smith con Mandela en la campaña "46664"
Will Smith con Mandela en la campaña “46664”

En 2006, Amnistía Internacional concedía a Nelson Mandela su máximo honor, el Premio “Embajador de Conciencia”. Además, en 2009, Naciones Unidas declaró el 18 de julio, día de su cumpleaños, el Día Internacional de Nelson Mandela, una ocasión que aprovecha 46669 para organizar diversas actividades vinculadas al arte, el entretenimiento, la educación.
También numerosas firmas se han asociado a 46664 colaborando así en la recaudación de beneficios.

Mandela, sus citas más célebres.

«La muerte es algo inevitable. Cuando un hombre ha hecho lo que creía necesario por su pueblo y su país, puede descansar en paz. Creo que yo he cumplido ese deber, y por eso descansaré para la eternidad» (1994)

«Luchar contra la pobreza no es un asunto de caridad, sino de justicia» (2005)

«Aprendí que el valor no es la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él. Un hombre valiente no es aquel que no siente miedo, sino el que se sobrepone a él» (1994)

«Nunca he considerado a ningún hombre superior a mí, ni dentro, ni fuera de la cárcel» (1976)

«Nunca, nunca, nunca más deberá volver a sufrir esta hermosa tierra la opresión de un hombre sobre otro» (1994)

«He luchado contra la dominación blanca y contra la dominación negra. He perseguido el ideal de una sociedad libre y democrática donde todas las personas vivan juntas en armonía y con igualdad de oportunidades. Es un ideal por el que espero vivir y conseguir. Pero si es necesario, es un ideal por el que estoy dispuesto a morir» (1994)

«Nadie nace odiando al otro por el color de su piel, su procedencia o religión. La gente aprende a odiar y, si pueden aprender a odiar, también pueden aprender a amar» (1994)

«He descubierto que tras subir una montaña, sólo encontramos más cumbres que escalar» (1994)

       El legado de Nelson Mandela, incuestionable, puede ser mayor aún de lo que hasta ahora ha sido. Valga como ejemplo, o como anécdota, la siguiente imágen que pasará a la Historia pues desde que Fidel Castro se hiciese con el poder en Cuba, ha pasado más de medio siglo sin que dos gobernantes de EEUU y Cuba se saluden en público en lo que tal vez sea un pequeño gesto hacia un gran cambio:

Momento histórico. Tras más de medio siglo, por primera vez dos mandatarios de EEUU y Cuba, Obama y R.Castro, se estrechaban la mano en los funerales de Nelson Mandela.
Momento histórico. Tras más de medio siglo, por primera vez dos mandatarios de EEUU y Cuba, Obama y R.Castro, se estrechaban la mano en los funerales de Nelson Mandela.

 Para acabar, os dejo con el documental Nelson Mandela, viaje a la libertadproducido por Canal de Historia:

Espero que os haya gustado esta breve y modesta introducción a la figura de Nelson Mandela y que sirva, aunque sea a modo póstumo, para que todos nos interesemos más no sólo por su figura, si no por continuar su legado.

Gracias, y hasta la semana que viene.

Fdo.: @jalfocea

1 thought on ““46664””

  1. Pingback: "46664" | jalfocea | Scoop.it

Deja un comentario