Revoluciones que cambiaron la Historia

Momento de la Toma de la Bastilla - París, 14 de Julio de 1789

      Muchas son las guerras, revueltas, revoluciones, conflictos, etcétera que se han sucedido a lo largo de la Historia, tanto a nivel local, como regional o mundial y todo ellos derivados de unas determinadas condiciones y con unas determinadas consecuencias. Sería totalmente imposible analizarlos todos ellos en un post de este tipo sin embargo vamos a presentar aquellas revoluciones en mayúsculas que supusieron un cambio radical en el devenir de las sociedades humanas y sin las cuáles la vida de hoy no sería tal y como es. No muestro “Grandes Revoluciones” ordenadas por orden de importancia, si no siguiendo un orden estrictamente cronológico;  queda en manos de cada uno decidir cuáles tuvieron una mayor trascendencia que otras. En cualquier caso, todas ellas ocurrieron en su justo momento, no pudieron surgir antes, ni tal vez después, sólo en el momento en que las condiciones fueron propiciar para generar el germen de lo que más tarde llamaríamos revolución.@jalfocea en Flipboard

Revolución neolítica (VIII milenio a.C.)

      Fue la primera de las grandes revoluciones que transformaron los modos de vida humanos. Su importancia radica en que las poblaciones dejaron de ser nómadas para hacerse sedentarias además de producirse un trascendental cambio económico pues se pasó de una economía depredadora (caza, pesca y recolección) a una economía productora de alimentos (agricultura y ganadería) y, por lo tanto, a la domesticación de diversas especies animales. Sin esos cambios no habría sido posible la aparición de los primeros núcleos poblaciones urbanos y, por lo tanto, del período histórico en sí.

La Revolución Neolítica
La Revolución Neolítica

      Sobre sus orígenes aún existe una importante diversidad de opiniones. Aunque el cambio socio-económico derivó en líneas generales de la severa crisis climática que siguió a la última glaciación, algunos expertos aseguran que la clave reside en la superación del llamado “umbral de poblamiento” según el cuál una economía depredadora sólo es posible con una densidad de población no superior a un habitante por kilómetro cuadrado de tal forma que, superado dicho umbral en el área del Creciente Fértil, la economía recolectora se tornó insuficiente siendo por tanto la necesidad de alimento lo que impulsó al ser humano a agudizar el ingenio e “inventar” la agricultura y la ganadería y, con ello, a ocupar y establecer poblamientos permanentes.

Revolución industrial (siglo XVIII)

      La Humanidad tuvo que esperar hasta mediados del siglo XVIII de nuestra era para experimentar el mayor conjunto de transformaciones sociales, económicas, tecnológicas y culturales desde el Neolítico. Originada en Inglaterra y extendida al resto del mundo a partir ya de la siguiente centuria, la Revolución Industrial transformó de forma drástica los modos de vida hasta entonces conocidos: la fuerza animal fue sustituida por la fuerza de las máquinas, surgieron nuevos medios de transporte que permitieron un auge del comercio hasta entonces desconocido incrementando a su vez la movilidad de la población, las antiguas ciudades se transforman en centros de producción industrial caracterizados esencialmente por la presencia de fábricas y barrios obreros. Pero, aunque con el paso de los siglos el empuje de desarrollo que supuso la revolución industrial es evidente, lo cierto es que causó un grave trauma a la sociedad de la época: supuso un fuerte cambio psicológico pues los ritmos de trabajo ya no estaban marcados por la naturaleza, como es propio de una sociedad eminentemente agrícola, si no por las máquinas y “el empresario”, quien marcaba jornadas de trabajo desde el amanecer hasta el anochecer, en condiciones totalmente insalubres, sin ningún tipo de protección social, en condiciones de hacinamiento y con un trabajo infantil plenamente extendido e incluso normalizado. Así, el alcoholismo o la prostitución se convirtieron en parte del paisaje de la nueva ciudad industrial, fruto del fuerte pesimismo y depresión infligido por las nuevas condiciones de vida. Pero fueron sin lugar a dudas estas tremendas y negativas condiciones las que impulsarían la aparición de nuevas ideologías a partir del momento en que la nueva clase obrera comenzase a tomar conciencia de grupo y, por lo tanto, de la necesidad de aunar fuerzas para defender unos intereses que les eran comunes. Fué así como llegarían otras revoluciones posteriores esta vez, ya con un marcado carácter político e ideológico.

Expansión de la Revolución Industrial- la industrialización
Expansión de la Revolución Industrial- la industrialización

Revolución Francesa  (1789)

      Mientras en Inglaterra se estaba en plena revolución industrial, en Francia el pueblo se levantaría contra la clase dirigente en una revolución (o serie de hechos revolucionarios según algunos historiadores) que, a pesar de tener un origen estrictamente local, acabaría por extender, con la ayuda posterior de Napoleón, las ideas de “libertad, igualdad y fraternidad” prácticamente por todo el continente europeo, y poniendo con ello fin a la anterior sociedad estamental, donde la condición del individuo quedaba fijada en el momento de su nacimiento en función de la sangre, sustituida por la sociedad de clases, dónde la riqueza es la que determina la posición social del individuo. Ésto, unido a la Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano, y a toda la serie de revoluciones burguesas (muchas de ellas fracasadas) que azotaron Europa y América a lo largo del siglo XIX, permitirían el paulatina avance hacia una sociedad liberal en la que, de forma gradual, los ciudadanos irían adquiriendo derechos frente a los abusos de las clases dirigentes y haciéndose, al menos sobre el papel, iguales ante la ley.

Momento de la Toma de la Bastilla - París, 14 de Julio de 1789
Momento de la Toma de la Bastilla – París, 14 de Julio de 1789

Revolución soviética (1917)

El color rojo tiñe a la nueva sociedad rusa del siglo XX
El color rojo tiñe a la nueva sociedad rusa del siglo XX

Desde inicios del siglo XX el marxismo se mostró plenamente combativo con el régimen zarista y semifeudal que aún persistía en Rusia y, tras un primer intento en 1905, en 1917 llegaría la auténtica revolución comunista en pro, ideológicamente, de una sociedad igualitaria. El resultado fue, en términos globales, nefasto, y la sociedad rusa acabó padeciendo un oscuro período de autoritarismo extendido tras la Segunda Guerra Mundial a toda Europa del Este y que caería finalmente en 1991 con la disolución de la URSS. Sus efectos no se limitaron sólo a las áreas geográficas mencionadas; la ideología marxista se extendió por toda Europa, también Asia y América, generando un temor al “peligro rojo” que sirvió, y sirve, de excusa a muchos gobiernos para limitar libertades individuales.

Revolución de las comunicaciones.

      Con el fin de la Segunda Guerra Mundial en 1945 si inicia lo que para muchos es la “Tercera Fase de la Revolución Industrial” iniciada a mediados del siglo XVIII en Inglaterra, esta vez caracterizada por el tremendo desarrollo del sector tecnológico más avanzado, y especialmente la informática. Desde la década de los años sesenta y setenta con el nacimiento del embrionario internet en EEUU (ArpaNet) y el primer ordenador personal (Apple I), el sector de las comunicaciones en general, pero más concretamente el campo de la información, ha vivido un desarrollo vertiginoso. Fue a partir de la década de los años noventa cuando Internet comenzó su expansión y con él, los ordenadores primero, y los smartphones y tablets más recientemente han transformado el panorama de las comunicaciones y la creación y difusión de la información, permitiendo a todos ser consumidores y usuarios, sin importar el lugar ni el momento.

De mono...al "Homo Digital"
De mono…al “Homo Digital”

Como hemos podido ver de forma muy general, éstos 5 momentos históricos, o Revoluciones, han ido transformando el mundo. Ahora sólo queda despertar aún más vuestro interés con el fin de descubrir desde donde venimos, y hacia donde vamos.

Un saludo, gracias por leerme, y hasta la semana próxima.

Fdo. @jalfocea

1 thought on “Revoluciones que cambiaron la Historia”

  1. Las revoluciones , son un hecho que pretendemos que empezaron con las revoluciones EUROPEAS O ENTORNOS , Si bien fueron muy importantes para entender en cierto modo nuestra realidad …La Humanidad las vivió y seguirá viviéndolas siempre. Pongamos nuestros ojos en las revoluciones que vivieron las sucesivas DINASTIAS CHINAS, Hablamos de miles de años y cualesquiera de las civilizaciones que miremos en los tiempos pasados……

Deja un comentario