1984, la novela distópica que todos debemos leer

Escena de la película 1984 basada en la novela homónima de George Orwell

1984-George-Orwell

Hace ya algunos años que me decidí por leer “1984”, la conocida novela de George Orwell inspiradora de Gran Hermano y sobre la que tanto se ha escrito. He de reconocer que no me sorprende en absoluto ver cómo año tras año en las librerías podemos encontrar nuevas ediciones de este libro y cómo, 64 años después de su primera publicación, continúa siendo una de las obras más vendidas y es que “1984” es una de esas pocas novelas que me enganchó desde la primera página manteniendo mi interés hasta la última palabra, devorándola en tan sólo unos pocos días.

1984, novela antigua pero actual

1984 Libro

      “1984” es una novela política y social de ficción distópica, llamada así porque viene a recrear lo contrario a una utopía, es decir, una utopía pero en sentido negativo pues la obra describe una sociedad mala e indeseable, fruto de una determinada evolución social y política.

En su interior podemos encontrar muchos secretos; el primero de ellos, su propio título, resultado de invertir los dígitos del año en que Orwell escribió el grueso de su novela (1948); la “habitación 101” hace referencia al despacho 101 que el autor ocupó cuando trabajaba en la British Broadcasting Corporation durante la Segunda Guerra Mundial; el propio nombre del protagonista, Winston Smith, hace alusión a Winston Churchill y al apellido británico más común, Smith; Emmanuel Goldstein, el “Enemigo del Pueblo”, está inspirado en Trotsky; el uniforme negro que visten los miembros del Partido Interior es el uniforme negro que vestían los soldados de las SS alemanas y el azul que vestían los miembros del Partido Exterior, es como el uniforme azul que vestían los miembros de la Falange Española y así con un sinfín de ejemplos más. Aunque el mayor misterio de la novela es la propia existencia del Gran Hermano.

1984 y su mundo

1984” se desarrolla en una decadente y totalitaria sociedad futura en la que el mundo ha quedado dividido en tan sólo tres gigantescas superpotencias, todas ellas con capacidad nuclear para aniquilarse entre sí y en un clima de tensión permanente por una posible guerra que al parecer ninguna se atreve a iniciar: Winston Smith vive en el Londres de un virtual 1984, como decía, en un mundo dividido en tres superpotencias:

  • Oceanía, donde reina el “Ingsoc” o socialismo inglés, que comprende Reino Unido e Irlanda, todo el continente americano, Australia, Nueva Zelanda y el sur de África.
  • Eurasia, donde impera el neobolchevismo: Unión Soviética y Europa (excepto Reino Unido, Irlanda e Islandia).
  • Estasia, gobernada por la “adoración de la muerte o desaparición del yo”: China, Japón y Corea.

Además, otras áreas del mundo están siendo disputadas por estas tres superpotencias. En este mapa podemos ver el mundo imaginado por Orwel para “1984”:

Mundo según 1984

      Es en este mundo dónde se desarrolla la historia de Winston Smith, habitante de la hipotética Londres de 1984 y empleado en el “Ministerio de la Verdad”, que curiosamente se dedica a reescribir la Historia para hacerla coincidir con los dictados del “Partido Único”. Será así como Winston descubra la falsedad de todas las informaciones oficiales y, en su deseo por escapar al férreo control gubernamental del “Gran Hermano”, que incluso llega al interior de las casas con micrófonos y pantallas de vigilancia, se enamorará de Julia, otra joven desengañada. Juntos tratarán de enfrentarse a una sociedad donde la intimidad y el libre pensamiento simplemente no existen. Se afiliarán a “La Hermandad”, un falso grupo de la resistencia teóricamente liderado por Emmanuel Goldstein, hasta que ambos sean detenidos y torturados durante meses en la “Habitación 101” del “Ministerio del Amor”. El final de la historia lo dejo para los ávidos lectores.

1984 y la sociedad representada

      La descripción de esta sociedad futura y decadente de 1984 es sencillamente excepcional, fruto de las propias experiencias y horrores vividos por el autor durante la Guerra Civil Española y la Segunda Guerra Mundial, pero resaltan algunos aspectos que son los que la han elevado a obra cumbre de la literatura universal quizá no tanto por su estilo literario como por su contenido:

  • El concepto de “neolengua”, basado en la convicción de que controlando el lenguaje el “Partido Único” puede también controlar lo que es y no es pensado.
  • La división social de la sociedad de Oceanía, dónde habita nuestro protagonista. Existen tres grupos sociales: el partido interior, formado por los dirigentes, el partido exterior, integrado por funcionarios y burócratas, y la prole, dedicada a trabajos manuales en fábricas. El control y la represión se ejercen de arriba hacia abajo de tal forma que son precisamente los proles los menos vigilados en base a la convicción de que sólo saben obedecer órdenes y son incapaces de rebelarse: “a los proles se les permite la libertad intelectual porque no tienen intelecto alguno”.
  • Sobreexposición a la violencia que provoca en los ciudadanos no sólo la indiferencia, si no hasta la risa en ocasiones.
  • La guerra como base del sistema. Las tres superpotencias disponen de armamento nuclear y podrían destruirse mutuamente sin embargo mantienen una interminable guerra en la que ninguno obtiene ventaja sobre el resto. Ese miedo es el utilizado como base para el control absoluto de la sociedad.

      Algunas de las citas que mejor definen o ilustran tan profundo análisis social y mental de la naturaleza humana en “1984” de Orwell:

  • La guerra es la paz. La libertad es la esclavitud. La ignorancia es la fuerza.
  • Cada año habrá menos palabras, así el radio de acción de la conciencia será cada vez más pequeño
  • No querían que la riqueza fuese repartida; si la riqueza llegara a generalizarse, no serviría para poder distinguir a nadie
  • Nada cambiaría mientras el poder siguiera en manos de una minoría privilegiada
  • Si la masa empezaba a reflexionar se daría cuenta de que nunca podría imponerse a los demás y acabaría sublevándose
  • Si se les permite entrar en relación con extranjeros, descubrirían que son criaturas iguales a ellos en lo esencial, y que todo lo que se ha dicho sobre ellos es mentira
  • Los altos quieren quedarse donde están; los medianos quieren arrebatarle su puesto a los altos; los bajos quieren abolir todas las distinciones y crear una sociedad en la que todos sean iguales
  • Sólo podrían ser peligrosos si el progreso de la técnica industrial hiciera necesario educarlos mejor

Pero si aún no te decides a leerlo, acabo con la opinión que una internauta anónima dejó en un blog hace algo más de un año sobre “1984”: “La primera vez que lo leí, me llamó mucho la atención lo antiguo que era, con lo moderno que me resultaba. Eso sólo les pasa a los grandes”.

FUENTES:

  • –>Orwell, George: 1984 (lo podéis encontrar en cualquier biblioteca, librería, grandes almacenes, etc)
  •  –>Culturízame

big-brother-1984

 

7 thoughts on “1984, la novela distópica que todos debemos leer”

  1. Hoy es 18 de Julio. En España hace 73 años de un golpe de estado que dejó paso a 40 años de dictadura. Para que no nos olvidemos de lo que es capaz el ser humano os dejo este post sobre la novela “1984”, una historia tan antigua como actual.

  2. Pingback: "1984", la novela distópica qu...

  3. Pingback: HTC se inspira en el histórico anuncio "1984" de Apple en su nuevo spot - Applelizados

  4. Pingback: El pueblo norteamericano a favor del FBI contra Apple - Applelizados

  5. Pingback: Los superhéroes que más nos gustan – El Peor Podcast

  6. Pingback: Qué relación une a George Orwell y Andy Warhol | jose alfocea | Redactor freelance

Deja un comentario