Twitter en la educación

     twitter_educacionimagen

Hoy y mañana se celebra en Granada un gran evento, el “Talking About Twitter” (#TATGranada”), motivo más que suficiente para dedicar un breve post a la importancia de esta herramienta 2.0.

Twitter ha revolucionado el mundo de la información y la comunicación; ha consolidado de forma clara y contundente la democratización de la información iniciada hace décadas con el nacimiento de internet como herramienta de trabajo colaborativo. Sus usos son múltiples, y prácticamente no tiene más límite que la propia imaginación y creatividad de sus usuarios, y sus 140 caracteres máximos. Pero Twitter es mucho más que una red social, es una red de conocimiento pues permite compartir, difundir información de forma instantánea en cualquier formato y hasta cualquier lugar del mundo. Además, su fuerte componente interactivo entre usuarios obliga a publicar “cosas interesantes” que incrementen tu número de seguidores o followers y, por lo tanto, tengan una mayor difusión y proyección.

Por esta sencilla premisa, Twitter es una herramienta idónea para el sector educativo, si bien aún queda un largo camino por recorrer, comenzando por la propia adopción de la herramienta por parte de docentes y centros.

Twitter invita a la lectura, y no me refiero con ello a la lectura de los tweets. El obligado resumen de un artículo en 140 caracteres debe condensar la esencia más atractiva del mismo que llevará al alumno a hacer clic en el link y leer dicho artículo.

Twitter es una estupenda herramienta para perfeccionar la capacidad de resumir entre el alumnado, precisamente por lo que acabamos de mencionar.

Twitter puede servir también como agenda de clase dónde comunicar a los alumnos todo lo relacionado con la asignatura.

Además, facilita el acceso a textos de rabiosa actualidad que podemos emplear para entrenar la técnica del comentario con escritos actuales y cercanos al alumno, a la vez que directamente vinculados con la materia. Por ejemplo, en el actual contexto de crisis económica, podemos emplear twitter para acercar a los alumnos textos actuales y realizar algún comentario de los mismos cuando en Historia se está estudiando el crack del 29 y la depresión de los años treinta.

Al alumno, prácticamente como a cualquiera, le resulta más atractivo lo más cercano y actual; Twitter puede servirnos para llevar a clase temas y personales de la actualidad y llevar a cabo debates mediante tweets que fomentarán la participación e interacción entre alumn@s y entre alumn@s y docentes. E incluso se pueden establecer discusiones entre distintos grupos, del mismo centro y hasta de otros centros, supervisadas virtualmente por l@s docentes.

El “#hagstag” es un elemento clave dentro de Twitter. A través del hagstag los alum@s de una clase pueden quedar vinculados e interactuar, por ejemplo, en la realización de tareas para casa, en el estudio de la asignatura, con el propio docente, etc. Basta un hagstag al modo #HistoriaBach1B para que todos los alumnos de Historia del aula 1B de Bachillerato puedan interactuar a cualquier hora y en cualquier lugar sobre la materia. Algo que también podemos hacer mediante la creación de listas.

Socialmente, dicha vinculación a través de Twitter facilitará la interacción entre alumn@s que, tal vez al modo tradicional, no se hubiese dado.

Como ya he señalada, Twitter facilita la difusión de información. El hecho de que un grupo de alumn@s estén permanentemente en contacto significa, por ejemplo, que alguno de ellos descubrirá un artículo de interés para la asignatura y podrá compartirlo con sus compañer@s, facilitando así la ampliación de conocimientos de sus iguales, algo que en otros tiempos simplemente no hubiese sido posible. Y en el terreno de los trabajos en grupo, facilita el trabajo colaborativo, llegándose a poder organizar un trabajo en grupo en el que participa la totalidad del grupo, y no sólo 3 o 4 alumn@s.

Y por supuesto, a nivel de centros educativos, Twitter aporta un enorme valor añadido. Sobre este aspecto recomiendo el artículo de Juan José de Haro “Usar Twitter en los Centros Educativos” que, aunque redactado en 2009, resulta realmente interesante.

En definitiva, los alumn@s actuales se sienten profundamente atraídos por las nuevas tecnologías; todos y todas tienen su espacio en las redes sociales y emplean smartphones, tablets u ordenadores por consiguiente, ¿por qué no transformar lo que les atrae y entretiene en lo que además les enseña?

Enlaces de interés:

*”12 métodos para aprovechar Twitter en la educación

*”Talking About Twitter” Granada, Junio, 2013

*http://www.educacontic.es/

*www.twitter.es