LEE MENOS, LEE MEJOR.

      Es la conclusión a la que he llegado esta misma tarde tras asistir al “debate[SIC]” organizado por la Universitá Oberta de Catalunya en su sede territorial de Sevilla bajo el título No te dejes aplastar por la Infoxicación, término acuñado en España a mediados de la década de los noventa por Alfons Cornellá que hace referencia a la sobreabundancia de información.

      Desde que Internet comenzase a difundirse socialmente, la cantidad de sitios web, blogs, redes sociales, etcétera dónde podemos hallar información acerca de un determinado tema se ha multiplicado de una forma increíble. La consecuencia inmediata es un exceso de información que nos sobrecarga, información ésta de cuya veracidad, credibilidad, fiabilidad y/o autenticidad no tenemos constancia en la mayoría de las ocasiones. Se hace por tanto necesario aplicar filtros que nos permitan rescatar de ese mar de datos la información que ciertamente nos es de utilidad para el fin perseguido. Indudablemente el camino para ello es la experiencia, e ir desechando aquellas fuentes que en otros momentos no nos han resultado idóneas. Así, finalmente lograremos “leer menos pero leer mejor”, es decir, acceder a la información que nos es útil, veraz, fiable… lo que a su vez agilizará nuestro trabajo haciéndonos mejores y más productivos y permitiéndonos administrar mejor nuestro valioso tiempo.

      Como acertadamente apuntaba uno de los participantes, el periodista Antonio Manfredi, el punto de partida para ello reside en la educación, en formar ciudadanos críticos capaces de seleccionar lo relevante y valioso de lo irrelevante y vacío.

      Aunque el debate se ha centrado, desde mi punto de vista, demasiado en lo profesional y en twitter, y con un lenguaje algo alejado del carácter divulgativo del que debería presumir todo periodista, siempre me gusta tratar estos temas no desde la óptica del profesional de la información, si no desde el lado del consumidor de información pues todos, periodistas y no periodistas, consumimos información.

(Si os han gustado mis breves conclusiones no olvidéis compartir este post en Twitter desde el botón situado bajo estas líneas.)

NOTA: podéis conocer todas las opiniones y comentarios acerca de este debate en el timeline del mismo a través del hagstag #debatesic en Twitter.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.